Activismo juvenil en la COP15 – Entrevista a Marco Monteros

Con la COP 15 en marcha y queríamos escuchar algunas voces de las personas que asistieron.

Nos comunicamos con Marco de Ecuador que está en Montreal con una delegación de jóvenes activistas. Y qué mejor manera de enfocarnos en el futuro, que hablando con aquellos que creemos que marcarán el camino.

Marco Monteros de pie en la selva apoyándose en un palo.

Marco Montero.

Marco es un investigador ecuatoriano especializado en la familia de las orquídeas. Ha descrito varias especies nuevas de orquídeas de Ecuador, con un enfoque particular en las orquídeas endémicas de los bosques nubosos de los Andes tropicales de Ecuador. Es miembro de la junta de Fundacón EcoMinga y Reserva: The Youth Land Trust miembro del consejo, y colabora con organizaciones locales para desarrollar acciones de protección en áreas amenazadas dentro del hotspot de biodiversidad de los Andes tropicales ecuatorianos.

Así que vamos a ello, sigue leyendo para nuestra sesión de preguntas y respuestas con Marco:

 

El activismo liderado por jóvenes es una parte visible de la COP15, ¿por qué es importante en esta etapa de la conversación? ¿Es tokenismo o cambiará las cosas?

Es importante porque podemos contribuir en todos los campos y ya lo estamos haciendo. En diferentes partes del mundo hay muchos jóvenes que están liderando proyectos de conservación y desarrollo y se están analizando los resultados. Espero que los jóvenes con todas nuestras ideas y el trabajo que estamos haciendo puedan aportar y cambiar las cosas, sin embargo, debemos recordar que las decisiones finales no las tomamos nosotros. Pero lo que sí podemos hacer es seguir trabajando desde los diferentes lugares en los que nos encontremos, esa es nuestra revolución.

¿Los jóvenes indígenas están muy involucrados en las conversaciones de la COP15? ¿Qué esperan lograr? ¿Cómo te sentiste cuando el discurso de Justin Trudeau fue interrumpido por jóvenes activistas indígenas de la costa oeste de Canadá?

Los pueblos indígenas han estado, están y estarán siempre en resistencia, buscan ser escuchados y ser parte de la toma de decisiones y acciones. También quieren que se respeten sus derechos y sus territorios, muchos pueblos indígenas conservan gran parte de sus territorios y buscan apoyo para seguir haciéndolo.

La interrupción de los jóvenes activistas indígenas de la costa oeste de Canadá en la ceremonia de toma de posesión refleja la necesidad de que los pueblos indígenas sean escuchados y digan “estamos aquí, siempre hemos estado aquí y seguiremos estando”. Sin embargo, una parte de mí se sintió preocupada porque esta necesidad de ser escuchado refleja el hecho de que todavía no estamos reconociendo el valor que los pueblos indígenas realmente tienen.

Los pueblos indígenas tienen el único historial decente de mantener la selva tropical en pie. ¿Por qué no es esta una base más prominente para las discusiones en la COP15?

Pienso que la forma de manejar y aprovechar los recursos de la selva tropical que tienen los pueblos indígenas se basa en compensar sus necesidades y no en acumular riqueza o capital. Sin embargo, las discusiones suelen girar en torno a “negocios” que buscan seguir con un modelo de desarrollo bajo el cual nuestra forma de aprovechar esos recursos naturales es explotarlos, es la realidad y es algo que venimos haciendo desde hace mucho tiempo. . Es por eso que continuamos con estas negociaciones y tenemos los mismos problemas con los que comenzamos en la Cumbre de la Tierra, e incluso más.

Mientras sigamos negociando y analizando qué economía puede verse menos afectada por las decisiones que se van a tomar para “salvar nuestro planeta”, no podremos hacer un cambio real. Suena ilógico, pero así lo veo y creo que la mayoría de los jóvenes que están participando en la COP también lo hacen. Nuestro planeta ya ha perdido demasiado, creo que es justo que perdamos un poco también.

El mes pasado, el mundo se reunió en Egipto para abordar el cambio climático. Hoy estamos en Canadá hablando de biodiversidad. Estos temas están intrínsecamente vinculados, como todos sabemos. ¿Por qué trabajar en silos? ¿Cuándo nos damos cuenta de que los esfuerzos deben ser mayores pero también completamente inclusivos y colaborativos? Como activista juvenil, ¿tiene muchas esperanzas en esto?

Trabajar en conservación nos obliga de una u otra forma a tener esperanza, esa esperanza se sustenta en las diferentes acciones que se están realizando en todas partes del mundo. No podemos decir que no se ha hecho nada, he tenido la oportunidad de hablar y aprender sobre el trabajo que se está haciendo en diferentes partes del mundo, pero no es suficiente, podríamos hacer más.

Necesitamos trabajar juntos, fortaleciendo compromisos, capacidades, siendo más inclusivos y participativos. Algo particularmente importante es que necesitamos considerar y tomar en cuenta las necesidades, realidades y oportunidades de las diferentes regiones, países, pueblos y sectores para tomar acción. No podemos proponer soluciones que solo se pueden ejecutar en ciertas partes del mundo. Las necesidades y oportunidades de Canadá no son las mismas que las de Ecuador, por ejemplo.

El cambio climático y la pérdida de biodiversidad definitivamente están más que relacionados, sus intereses y acciones deben tener la misma importancia. No podemos combatir el cambio climático si perdemos miles de especies y ecosistemas año tras año. Eso simplemente nos dirige a un futuro que no es agradable para la vida en el planeta. Es una triste realidad que los seres humanos estamos acostumbrados a tomar acción real solo una vez que no hay más tiempo, esperemos que esto no suceda ahora. Finalmente, las promesas y los desafíos no solo caen en manos de los decisores o negociadores, todos los que vivimos en este planeta podemos y necesitamos tomar acción, no podemos seguir siendo solo observadores de lo que sucede.